Necesidades asistenciales urgentes según la SEPD

En base a esto, es necesario, definir e implantar protocolos clínicos de los procesos de atención más prevalentes en patología dual y/o de mayor complejidad clínica y asistencial. Los dispositivos específicos y monográficos para pacientes con psicosis, trastornos afectivos, trastornos de déficit de atención e hiperactividad, trastornos de la conducta alimentaria, trastornos de personalidad graves, adicciones sin sustancias, cuando existan, deberían incorporar profesionales expertos en patología dual. Los objetivos específicos de los recursos de patología dual deben contemplar: • Realizar un diagnóstico psicopatológico de la patología dual de los pacientes derivados. • Abordaje terapéutico integral e intensivo, tanto de la conducta adictiva como de los otros trastornos psicopatológicos, en coordinación con el equipo del centro de atención de referencia. • Asesoramiento y orientación a los profesionales de otros centros de atención ambulatoria de la red sobre pacientes en tratamiento ambulatorio que se deriven para la continuidad del tratamiento.

• Desintoxicación o retirada de sustancias psicoactivas, cuando proceda. • Atención integral al paciente desde los ámbitos de salud, psicológico, social, educativo y de inserción social. • Dispensación de fármacos opioides, nicotina, estimulantes o cualquier otro fármaco que precise para el tratamiento de su patología dual, en coordinación con el médico de referencia en el centro de atención. • Promoción de la mejora de la capacidad de autocontrol en el paciente. • Facilitar la adquisición y consolidación de pautas adecuadas de conducta. • Favorecer la adquisición de hábitos higiénicos y de autocuidado. • Facilitar el desarrollo de pautas adecuadas de relación con los miembros de la comunidad (demás usuarios). • Promover la ocupación racional del tiempo libre. • Favorecer la motivación y adaptación de sus actitudes y conducta para la continuidad del tratamiento.